lunes, 12 de agosto de 2013

La Tele, Cris Morena y yo

Desde que soy chico, siempre miré las novelas de Cris Morena. Todo empezó en una tarde del 2001 en la que mi prima miraba CHIQUITITAS y me decía: mirala que está muy bueno. Al principio pensé: ESTO NO ES PARA MÍ. Pero con el correr del tiempo, nunca pensé que me terminaría enganchando en sus historias. Así seguí después con Rincón de Luz (obviando por completo Rebelde Way, simplemente porque transcurría en una escuela y no quería saber nada del COLEGIO), Floricienta (por ende, Frecuencia 04 no la pude mirar ya que iban al mismo horairo pero en diferentes canales), Chiquititas sin fin, Casi Ángeles (solo últimos capítulos de la 1º temp, 2º temp completa y los primeros 4 de la 3º) hasta llegar a Aliados.

Mi fanatismo por Cris traspasó la pantalla, ya que hoy en día me compré sus libros publicados por la editorial Planeta.
En cada una de sus historias siempre me dejaba una enseñanza, una trama rebuscada (inspirada en la mitología griega) sólo por sus mensajes positivos y llenos de ternura, paz, espíritu y mucho amor.

La tele fue una fiel seguidora de mi vida y creo que lo seguirá siendo. Me ha distraído mucho de mis deberes, responsabilidades y obligaciones, disfruté de buenos momentos, me informé y muchas cosas más que quedarán en mi memoria.
Que increíble que es la vida que termine estudiando algo relacionado para la televisión.


¡¡¡LA VIDA ES UN BOOMERANG!!!