sábado, 16 de diciembre de 2017

Reseña: "Mil Galletitas" de Diego Tomasi

SINOPSIS: A punto de cumplir ochenta años, Emilio Aráoz intenta escribir una novela en una semana porque cree que va a morir el martes siguiente. Esa novela cuenta la historia de un niño, Nahuel, que se ha puesto como meta comer mil galletitas en un solo día.
Los dos esfuerzos que aparentan ser inútiles -escribir una novela en una semana, comer mil galletitas en un día- son, aun en medio del dolor, una línea de fuga para Emilio y para Nahuel.

OPINIÓN PERSONAL: Sinceramente no sabía que esperar. Me llamó la atención que sea un libro corto (127 páginas) como también la idea de entrelazar dos historias en una en un plazo limitado: una semana. El autor tira todas las cartas, para que no sospechemos de nada ni de nadie, sobre todo con el final de la historia y/o la resolución de la misma. Un libro con toques fantásticos, al mejor estilo de Julio Cortazar, mezclado con la inocencia reflejada en la historia de Nahuel.
Con respecto a la lectura, no pude avanzar rápido como quería porque el autor se detenía en detalles (algunos necesarios, otros no) para comprender las actitudes de todos los personajes, a través de metáforas en sus prosas poéticas. Aunque, al no estar acostumbrado a leer comúnmente este tipo de estructura narrativa, se me hizo un poco lento. Sin embargo, la historia me pareció muy interesante ya que el mensaje que quiere dejar está mas que justificado, en medio de tanta poesía, sobre el valor de la familia, la vida y nuestros valores como personas.
Y por último, agradecer a la editorial HOJAS DEL SUR por el ejemplar, además de darme la oportunidad de conocer al autor.

CALIFICACIÓN: ✭✭✭✰✰

Portada original, bajo el sello de HOJAS DEL SUR

FRASES DESTACADAS

"Cuando llueve, los niños suelen sentir nostalgia (...). Sienten ganas de estar en la cama, con la vista en el techo, (...) se les da por escuchar canciones tristes que les hacen recordar lo difícil que es que una persona y otra persona se amen para siempre. Pero, sobre todo, cuando llueve los chicos quieren caminar libres por la vereda, y mojarse con los recuerdos (...)"

"Pero, ¿por qué mil?
Porque el mil es infinito (...). Cuando uno dice que algo tiene mil años es porque tiene todos los años disponibles, porque le queda una eternidad por delante, porque es pasado, futuro y un presente inestimable. El número mil es hermoso, es perfecto, es como si no hubiera nada alrededor del mil (...). Y el mil es al mismo tiempo un número puro. (...) el mil no, el mil hasta suena lindo, suena dulce, debe ser la ele."

"La mano dentro del títere. El rostro con una mueca que el títere no ve.
Ahí está él, el titiritero, trampa de una trampa, títere del títere."

"Los estudiosos se han pasado siglos interpretando y explicando lo que los escritores quieren decir, peo los escritores no tienen nada para decir. Por eso es que leer sus libros es una actividad sobrevalorada y, al fin, obsoleta. No hay libro que merezca leerse porque no hay libro que merezca ser escrito.
Yo no escribí ningún libro todavía.
No lo haga (...). Ahórrese el sufrimiento. Los escritores se piensan que hay que sufrir para lograr una obra que valga la pena, pero, ¿sabe qué?
Ninguna obra vale la pena."

"¿Habrá alguien que traduzca lo que uno piensa, en tiempo real, sólo para apropiarse de esa obra inconclusa y dispersa que son los pensamientos?"