jueves, 19 de octubre de 2017

Reseña Especial: "Drácula" de Bram Stoker

SINOPSIS: (según la edición de Terramar)
Drácula es un clásico porque cuenta algo que puede suceder dondequiera que hay seres humanos: el miedo a la muerte y a los muertos, el sueño de la inmortalidad, la dialéctica psicológica y sexual en nuestro interior entre dominio y sentimiento, entre el deseo de herir a los que amamos y de ser heridos por ellos.

OPINIÓN PERSONAL: Si bien lo había empezado a leer hace tres años, lo dejé abandonado porque no era mi momento. ¿Quién diría que yo iba a leer un cuento del género gótico? Todo comenzó cuando rompí mis prejuicios en 2014 al leer Frankentein (en la cual leyendo me enteré que el titulo se refiere al apellido del protagonista y no a la criatura, como la autora lo define. Muchos hemos caído en este error hollywoodense) para la facultad: un libro que me fascinó de principio a fin con una alta reflexión hacia la humanidad. En el caso de Drácula pasó algo similar, el autor ha creado un espectro, un ser que puede ser la representación misma de nuestras peores pesadillas. No hay que tomar todo tan literal, que fue lo que hice mientras leía, ya que este antagonista es el que menos aparece a lo largo de toda la historia. Drácula es un vampiro, eso no cabe duda, sin embargo me lo imaginaba como un ente que el ser humano necesita ponerle un nombre para poder identificarlo. Su presencia, el terror puro que te paraliza aunque quieras gritar (si lo relacionamos con la actualidad, aun sigue presente... motivo por el cual este libro se convirtió en un clásico y aun persiste). No quiero entrar en detalles de sus adaptaciones porque acá culparíamos a Hollywood de crear una presencia que no existe ya que el autor afea mas a Drácula de lo que nosotros nos hemos imaginado. Aunque su presencia de morder a sus victimas y la sangre involucrada (en especial a las mujeres), si lo analizamos profundamente, tiene una carga altamente sexual. No podría entrar en detalles para evitar spoilers, pero si lo leyeron, podrán interpretar a lo que me refiero, en especial al estado mental y físico que se encuentran las victimas antes y después de la "mordida".
En cuanto al argumento, está construido mediante la estructura epistolar (diarios y telegramas) de forma lineal durante un periodo breve de tiempo. Los puntos de vista van cambiando constantemente para tener un panorama completo bajo un Londres del siglo XVIII. Es cierto que en esa época abundaba el machismo por la manera que los hombres despreciaban a las mujeres, que no creían capaz que ellas podían hacer y pensar como ellos. Sin embargo, se puede disfrutar de la lectura, a pesar de que mi edición tenía letras tan chicas que parecía que avanzaba a paso lento. Aunque se haga pesada, densa, tediosa por momentos, todos los puntos de vista son necesarios para comprender los pensamientos y sentimientos ante determinadas situaciones. Arranca atrapante, al cambiar la perspectiva de la historia decae, pero luego repunta hasta llegar al final, en la cual se deduce unas páginas atrás, que me pareció muy abrupto.
Con toda esta data y sabiendo en qué época fue escrita (1897), el género pertenece al horror gótico, al igual que Frankenstein, ya que, en el siglo XIX, este tipo de relatos asustaba a la gente.
Y por ultimo, pero no menos importante, agradecer a una blogger y, recientemente, bookstagrammer colombiana por incentivarme a que lo termine, además de poder aprovechar a unirme a una lectura conjunta organizada por una bookstagrammer española utilizando el hashtag #DraculaEnOctubre. Muchísimas Gracias Fabi =)

CALIFICACIÓN: ✭✭✭✰✰

Portada en español, bajo el sello de Terramar Ediciones

FRASES DESTACADAS

"La vida, al fin y al cabo, consiste en esperar algo distinto de lo que hacemos; y la muerte es lo único en lo que justamente podemos confiar."

"... aunque la comprensión no puede alterar los hechos, ayuda a hacerlos mas soportables."

"Recuerde (...) que el saber es mas fuerte que la memoria, y que no debemos confiar en lo mas débil."

"Me siento tan deprimido, tan abatido, tan hastiado del mundo y de todo, incluso de la vida misma, que si oyese batir las alas del ángel de la muerte, (...) me tendría sin cuidado. Pero seguiré con mi obligación."

"¿Me ha visto hacer alguna cosa sin motivo? Puedo equivocarme, porque soy humano; pero tengo fe en lo que hago. ¿No fue por esa razón por la que me llamó, cuando hizo su aparición la desgracia? ¡Si!"

"El sufrimiento nos aflige a todos; pero no todo es sufrimiento, ni será éste el último. (...) tendremos que cruzar las aguas revueltas, antes de llegar a aguas tranquilas. Pero debemos tener valor, ser generosos y cumplir con nuestro deber; ¡y todo marchará bien!"

"(...) no vaya a creer que cuando lloro siento tristeza ta solo, porque al llanto también lo acompaña la risa. Tenga presente que la risa que llama a la puerta y pregunta: ¿Puedo pasar?, no es auténtica risa. ¡En absoluto! La risa es reina; llega cuando quiere y como quiere. No pide permiso a nadie; no espera a que llegue el momento apropiado. Simplemente dice: Aquí estoy."

"¿No cree que hay cosas  que no entiende, y que sin embargo existen, que algunas personas ven cosas que ven las demás? Pero existen cosas antiguas y nuevas que no llegan a captar los ojos de los hombres se las han enseñado."

"Hay aquí personas que se interpondrían entre usted y la muerte. No debe morir. No debe morir por la mano de nadie; y menos por la suya propia."

"Es verdaderamente asombrosa la resistencia de la naturaleza humana. En cuanto desaparece el obstáculo que la agobia, sea el que sea -incluso mediante la muerte-, volvemos rápidamente a los primeros principios de la esperanza y de la alegría."