miércoles, 5 de agosto de 2020

Reseña: "Secretos de familia" de Graciela Beatriz Cabal.

SINOPSIS: No hay familia sin misterios ni ocultamientos, sin leyendas en general exageradas, sin parientes entrañables y disparatados, sin peleas legendarias, sin culpas que no se pueden expiar. El amor es lo que mantiene a raya ese laberíntico volcán de rencores, devociones y silencios. Y no siempre lo logra.
La familia que retrata Graciela Cabal en esta novela conmovedora y a menudo desopilante, es todo eso al menos al cuadrado. Para radicalizar la situación, quien narra ese mundo no es un adulto que sopesa y recuerda desde la madurez, sino una niña nada serena. Vive de asombro en asombro y somatiza con gracia y desparpajo todo su entorno. Cada día vaticina dos o tres tragedias y otros tantos derrumbes emocionales, el suyo incluido.
Ambientada en la década del cuarenta, prodigiosa en el uso del lenguaje y en la reconstrucción del punto de vista infantil, Secretos de familia es una delicia injustamente olvidada de la literatura argentina. Es un formidable retrato de un grupo familiar peculiar (esos que hoy suelen llamarse disfuncionales) y es también un fresco de aquella sociedad porteña, con sus dramas políticos y sus opiniones polarizadas.

OPINIÓN PERSONAL: Si no fuera por la editorial, este libro hubiera pasado desapercibido para mí. Sin embargo, el hecho de leerlo capítulo por capítulo, uno por día, como una lectura conjunta fue una experiencia única porque no suele ser mi ritmo lector, siendo de esta manera la propuesta empleada para no estar aburridos en esta cuarentena.
Ahora yendo a lo que me pareció: una montaña rusa de emociones entre la inocencia de la protagonista, los prejuicios de la sociedad, las antiguas costumbres nacionales, la educación de aquel entonces, el rol de la mujer ante el hombre, el crecimiento de la infancia a la adolescencia con la irrupción de la pubertad, etc.
Una obra que recorre distintas etapas como temas de conversación, situaciones cotidianas muchas veces silenciadas por tu propia familia, otras entre pares. Un cuasi diario íntimo donde la autora nos revela lo peor y lo mejor de ser argentinos, desde todos los puntos de vista posibles (político, social, económico).
Sin embargo, quiero aclarar que el discurso final me parece un poco inverosímil por ser la redacción de una niña de ¿once años?
Y por último, pero no menos importante, agradecer a riverside agency por esta hermosa iniciativa realizada junto a edhasa.

CALIFICACIÓN: ✭✭✭✭

Portada bajo el sello de edhasa

FRASES DESTACADAS

"Algunos de los secretos terribles de la familia yo me los sé. Pero me los callo."

"Los mas pobres de la Patria argentina son los más ricos en las otras patrias. Y la comida que nosotros tiramos a la basura o se la damos a los chanchos, en las otras patrias se matan para comerlas.
(...) Pero lo mejor que tenemos son las personas, nosotros mismos, que de buenos que somos, cuando vamos a otro país (...), si saben que sos argentino, todos te saludan y te dejan pasar y te abren las puertas (...)"


"(...) aunque yo no tengo miedo a la muerte (...), que el que vive en santidad muere contento porque ha batido al enemigo."

"(...) si ustedes me lo piden, con mucho gusto y fina voluntad me aguanto, porque sé que la ostentación suele acarrear graves males, males mayores que la sed y el hambre, por eso hago caso (...) aunque tengo tanto miedo de que venga el fin del mundo, o la Fin del Diablo Mundo, (...)"

"(...) no quiero más sangre derramada por darme libertad, patria y leyes (...), que no quiero ver la sangre de los que te amaron con locura (...)."

2 comentarios:

  1. ¡Hola! Yo también participé de la lectura conjunta y amé este libro. El discurso final me parece genial, fue lo que me hizo ponerle 5 estrellas. Tengo muchas ganas de comprarme el libro para releerlo. Me pareció excelente la elección de la editorial. Es un libro que te entretiene y te hace reír y a la vez te hace pensar en muchas cosas. ¡Saludos! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Sole! He visto que todos, incluyéndome, quedaron fascinados/maravillados con el discurso final. No me quejo, solo que por la edad que tenía cuando lo escribió me pareció poco realista pero en sus palabras hay una gran verdad. Además este recurso como cierre de la historia lo vi en otro libro y eso me hizo replantear la calificación. ¡Saludos y nos estamos comentando!

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.