lunes, 9 de abril de 2018

Reseña: "Crónicas Marcianas (The Martian Chronicles)" de Ray Bradbury

SINOPSIS: Esta colección de relatos recoge la crónica de la colonización de Marte por parte de una humanidad que huye de un mundo al borde de la destrucción. Los colonos llevan consigo sus deseos más íntimos y el sueño de reproducir en el Planeta Rojo una civilización de perritos calientes, cómodos sofás y limonada en el porche al atardecer. Pero su equipaje incluye también los miedos ancestrales, que se traducen en odio a lo diferente, y las enfermedades que diezmarán a los marcianos. Conforme a su concepción de lo que debe ser la ciencia ficción, Bradbury se traslada al futuro para iluminar el presente y explorar la naturaleza humana. Escritas en la década de los cuarenta, estas deslumbrantes e intensas historias constituyen un canto contra el racismo, la guerra y la censura, destilando nostalgia e idealismo.

OPINIÓN PERSONAL: Hace años me lo venían recomendando y mi primer libro del autor fue Fahrenheit 451, del cual disfruté en 2014. Cuando llegó el momento de comprarlo, no lo podía encontrar en la edición que yo quería hasta que salió esta colección y no perdí tiempo en conseguirlo.
Como el nombre lo indica, cada capítulo nos narra una historia, una crónica, en forma de bitácora donde los humanos van en son de paz al Planeta Rojo (Marte) aunque, durante un tiempo, estos no son bienvenidos. En cada expedición, las personas intentan buscar el meollo del asunto mientras escapan de las guerras terrestres.
Sinceramente no sabía con que encontrarme porque a los pocos que lo leyeron y le preguntaba de qué trata, preferían que lo descubriera por mi cuenta si me gustaba el género distópico/ciencia ficción... y valió la pena. La prosa del autor me ha vuelto a enamorar porque no es rebuscado y va al grano (además que no supera las 250 páginas).
Si aun no han leído nada de este género o autor, es un buen comienzo para experimentar.

CALIFICACIÓN: ✭✭✭✭✰

Portada en español, bajo la colección CIENCIA FICCIÓN minotauro

FRASES DESTACADAS

"¿Qué es la vida, de todos modos? ¿Quién decide por qué, para qué o dónde? Solo sabemos que estamos aquí, vivos otra vez, y no hacemos preguntas. Una segunda oportunidad."

"Dicen que los recuerdos de la niñez son los más claros."

"Si el arte no era más que la derivación de un deseo frustrado, si la religión no era más que un engaño, ¿para qué la vida? La fe había explicado siempre todas las cosas. Luego todo se fue por el vertedero, junto con Freud y Darwin. Fuimos y somos todavía un pueblo extraviado."

"¿Qué olor tenía el tiempo? El olor del polvo, los relojes, la gente. ¡Y qué sonido tenía el tiempo? Un sonido de agua en una cueva y unas voces que lloraban y una voz muy triste, y unas gotas sucias que caen sobre tapas de cajas vacías, y un sonido de lluvia. Y aún más, ¿a qué se parecía el tiempo?"

"- (...) Siempre había una minoría que tenía miedo de algo, y una gran mayoría que tenía miedo de la oscuridad, miedo del futuro, miedo del presente, miedo de ellos mismos y de las sombras de ellos mismos.
-Ya
-Tenía miedo de la palabra 'política', que entre los elementos más reaccionarios acabó por ser sinónimo de comunismo, de modo que pronunciar esa palabra podía costarle a uno la vida."

"-No soy nadie; soy solo yo mismo. Dondequiera que esté soy algo, y ahora soy algo que no puedes impedir."

"A nadie le importará, ni a los pájaros ni a los árboles, si la humanidad se destruye totalmente; y la misma primavera, al despertarse al alba apenas sabrá que hemos desaparecido."

"La vida en la Tierra nunca fue nada bueno. La ciencia se nos adelantó demasiado, con demasiada rapidez, y la gente se extravió en una maraña mecánica, dedicándose como niños a cosas bonitas (...); dando importancia a lo que no tenía importancia, preocupándose por las maquinas más que por el modo de dominar las máquinas."