sábado, 23 de junio de 2018

Reseña: "El Hombre Ilustrado (The Illustrated Man)" de Ray Bradbury

SINOPSIS: En esta colección de historias entrelazadas, el narrador anónimo conoce al Hombre Ilustrado, un curioso personaje con el cuerpo completamente cubierto de tatuajes. Sin embargo, lo más remarcable e inquietante es que las ilustraciones están mágicamente vivas y cada una de ellas empieza a desarrollar su propia historia, como en La pradera donde unos niños llevan un juego de realidad virtual más allá de sus limites. O en Calidoscopio, el sobrecogedor relato de un astronauta que se dispone a reentrar en la atmósfera terrestre sin la protección de una nave espacial. O en La hora cero, en el que los invasores extraterrestres han encontrado unos aliados lógicos y sorprendentes: los niños humanos.

OPINIÓN PERSONAL: No me cansaré de decir que la prosa de Bradbury jamás me decepcionó, sin embargo en esta antología hubo cuentos que no me gustaron. ¿Cómo se hila esta historia? De la siguiente manera: un hombre va caminando solo en medio de la carretera y cuando piensa descansar, encuentra la silueta de una persona a lo lejos. Decide acercarse. Esta persona resulta ser un hombre completamente tatuado, EL HOMBRE ILUSTRADO quien le advierte que no son simples tatuajes, sino historias de vida y muerte, como una especie de maldición.
18 cuentos que el mismo protagonista va observando a través de los tatuajes que se van moviendo todo el tiempo (algo así como el personaje masculino del film Moana cuando canta You're Welcome). Podrán o no tener conexiones entre ellos, sin embargo hay un elemento que todos comparten ¿serás capaz de descubrirlo?
De todas las antologías, me faltaría leer El País de Octubre y creo que estaría satisfecho, ya que en cada una de ellas nos encontramos con historias diferentes pero geniales para explorar.
En lineas generales, es una buena manera de adentrarte al mundo del autor si no leyeron nada de él previamente.

CALIFICACIÓN: ✭✭✭✭✰

Portada en español, en edición coleccionista

FRASES DESTACADAS

"¿qué hace usted (...)?
-Escribir -dije al cabo de un momento.
-¿Escribir?
-Para no estar muerto (...)"

"-Cuando algo termina, es como si nunca hubiese ocurrido. ¿Es ahora tu vida mejor que la mía? Eso cuneta ahora. ¡Es mejor? ¿Lo es?
-¡Sí, es mejor!
-¿Cómo?
-Me quedan mis pensamientos. ¡Recuerdo!
(...)
-¡De qué te sirve eso? (...). Lo que se termina, ya no sirve. No estás mejor que yo.
-Descanso en paz. (...) He tenido mi oportunidad. Y ahora, que llega el fin, no me vuelvo  malvado como tú."

"¿Y cree usted que por eso viajamos a las estrellas (...)? En busca de nuestras almas perdidas, ¿no es así? ¿Tratando de alejarnos del malvado planeta y de descubrir otro un poco mejor?"

"¿Para que recordar lo que no me sirve? (...) Soy un hombre práctico. (...) ¿quieres que me pasee por un recuerdo? Hace daño. Los recuerdos (...) son como puercoespines. Al diablo con ellos. No te acerques. Te lastiman. Te arruinan el trabajo. Te hacen llorar."

"-Todos somos tontos (...). Siempre. Aunque todos los días de un modo distinto. Pensamos: ya no soy un tonto. He aprendido la lección. Fui un tonto ayer, pero no esta mañana. Y al día siguiente descubrimos., si, que también ayer éramos unos tontos. Pienso que sólo podemos crecer y progresar en este mundo si admitimos que no somos perfectos y vivimos de acuerdo con esta verdad."

"Todos somos gente común, ¿no es así? (...). Somos tan vulgares como la basura, ¿no es cierto? Bueno, aquí en la Tierra estamos orgullosos de ser así."

"-La guerra es mala, pero la paz puede ser algo horrible."

"El amor volará si lo sueltas; el amor morirá si lo atas"

"(...) para ganar una pelea hay que sorprender  la gente. Y (...) que hay que recibir ayuda del enemigo."